Segundas nupcias

Segundas nupcias

Las segundas nupcias son la nueva oportunidad de buscar la felicidad, por eso, para no entrar en esta etapa con mal pie, es conveniente tener en cuenta todos los factores incluidos en la vida de los miembros de la pareja, especialmente a los hijos. La relación con los hijos, no debe empobrecerse con esta nueva relación.

Segundas nupciasEn el mundo actual, donde todo es descartable, al igual que las relaciones, los matrimonios en segundas nupcias son cada día más abundantes. Ya sean viudos o divorciados, los contrayentes llegan a esta instancia con una serie de dudas o miedos, como ser a un nuevo fracaso, a la opinión de los demás, al rechazo de los hijos (si los hay), etc. En realidad, este evento es una segunda oportunidad para ser felices, y como tal, merece ser celebrado.

Una de las ventajas de las segundas nupcias, es que ya se tiene experiencia en todo lo concerniente a la preparación de la ceremonia de boda y a la recepción.

También es el momento de tener la boda que siempre se soñó, pues se cuenta con mayor madurez y firmeza, como para no sucumbir a los deseos ajenos, que pudieron conducir la primera boda.

Para las segundas nupcias, la vida ya no es tan simple como para la primera boda, las obligaciones se multiplicaron, y no se tiene el tiempo suficiente para ocuparse de la preparación del evento, en ese caso, lo mejor es contratar a un profesional.

Consideraciones previas para segundas nupcias:

Hay una serie de aspectos que se deben considerar previamente para la segunda boda, pues de ellos depende no sólo el éxito de la boda, sino el de todo el matrimonio.

• Antes de decidirse a contraer nuevamente matrimonio, deben considerar sus respectivas vidas independientes, no se tata de que ahora pierdan lo que tenían, sino de sumar. Si hay hijos, es necesario tener una conversación muy sincera sobre ellos, para saber que piensan los hijos de la nueva pareja de sus padres, y que piensa cada uno, de los hijos del otro. Luego de esta charla, es necesario tener una con los hijos y saber realmente en qué situación se encuentran, para evitar sorpresas posteriores.

• Una vez seguros del paso que darán, deben ponerse de acuerdo en la vida que llevarán juntos, la situación económica, la boda que desean. Todos estos aspectos aclarados previamente, facilitan las decisiones, y evitan malos entendidos, o falsas expectativas.

• Cuando todo está definido, es momento de conversar con los hijos sobre la nueva boda. Y es conveniente que ellos formen parte de la planificación, y que tomen parte en la ceremonia, por pequeña y sencilla que sea, ya como testigos, si tienen edad para serlo, como acompañantes si son pequeños, preparando la decoración, o alguna actividad especial, o en la forma que juntos decidan.

• Para elegir la ceremonia, pueden optar por una ceremonia religiosa o civil, tradicional o informal. En el caso de una boda religiosa, es mejor primero averiguar si no hay algún obstáculo para realizar una segunda boda, pueden encontrarse religiosos que no gustan celebrar estas bodas.

• Si eligen una boda con ceremonia, deben ponerse de acuerdo en la naturaleza de la misma, la cantidad de Segundas nupciasinvitados, y quiénes serán. En general, las segundas nupcias son acontecimientos íntimos, donde sólo la pareja y los testigos, participan. Pero no hay ningún impedimento para que se trate de una fiesta extravagante, si así lo desean.

Protocolo de segundas nupcias:

• Se espera que los viudos guarden al menos un año de luto, por respeto al fallecido.

• Los divorciados pueden casarse apenas obtengan la sentencia de divorcio. Pero se espera que aguarden cierto tiempo, para asegurase de que sea la decisión correcta.

• No se debe anunciar un nuevo matrimonio, antes de que el divorcio esté legalizado. El protocolo indica que una dama no puede usar en público una sortija de compromiso (aunque puede aceptarla), hasta legalizar la situación de ambos.

• El buen gusto indica que las segundas nupcias no deben opacar a la primera boda. Si bien no existe una prohibición al respecto. • La nueva pareja no suplantará al progenitor biológico, y su relación con los hijos, no debe cambiar.

Calificación:
Recomendamos Leer

El Día de San Valentín es una celebración tradicional, nada mejor que...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse